Compartir
  • En 2017 alcanzó la producción limpia más alta de los últimos 30 años.
  • El viento se ha constituido en la segunda fuente en aporte, solamente superada por el agua.
  • País integrará su sétima planta geotérmica en mayo próximo.

Al finalizar 2018, Costa Rica sobrepasó por cuarto año consecutivo el 98% de generación renovable en su Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

La electricidad proveniente del agua, el viento, la geotermia, la biomasa y el sol significó el 98,60% del total producido el año pasado (Ver infografía). Ese número llegó en 2015 a 98,99%; en 2016 a 98,21%; y en 2017 a 99,67%, este último el más alto de las últimas tres décadas.

Los cinco embalses de regulación con que cuenta el país –Arenal, Cachí, Reventazón, Pirrís y Angostura– han sido vitales para alcanzar cuatro años consecutivos con una producción limpia elevada. Su presencia ha permitido que las fuentes variables –como el viento, el agua a pequeña escala y el sol– puedan integrarse de manera más amplia a la matriz nacional.

Por ejemplo, 2018 fue el segundo año en la historia del país en que el viento ocupó la segunda posición en aporte, detrás del agua, recurso básico del sistema.

Costa Rica también es una potencia continental en el uso de la geotermia para producir electricidad. Su capacidad instalada para este recurso es superada en América solamente por Estados Unidos y México.

En mayo, el SEN integrará su sétima planta geotérmica. Será Las Pailas II, ubicada en Guanacaste, la región del país con mayor disponibilidad de vapor volcánico.

Grupo ICE

Leave a Reply

Suscríbase al boletín

Reciba información y actualizaciones importantes en su correo.